Gracias por visitarme :)

sábado, 16 de julio de 2011

El amor no es una deuda que saldar, no regala créditos, no acepta descuentos.

Odio cuando llega la hora de acostarse, es el momento en el que pensamos en todo, sobre todo en ti. A veces, incluso, el pasado hace que las almohadas resulten incómodas. Pero ¿Qué es el amor? ¿Existe alguna regla, una manera, una receta? ¿O es todo casual y hay que esperar haber si tienes suerte? Preguntas difíciles, y todas sin respuesta.






Aún me acuerdo de aquel día. Raro, muy raro. No, raro no, hermoso. Todavía me acuerdo, como si fuese ayer mismo cuando nos conocimos. Junio. Brisa agradable y cielo azul de una tarde apenas comenzada. Él y otros chicos jugaban al fútbol. Nosotras habíamos ido allí por casualidad. De pronto le vi, me sonaba su cara, le había visto antes, pero no podía recordar donde. Me gusta su estilo y sobre todo su sonrisa. Y después, sorpresa, me acuerdo de donde le había visto...Sí, es realmente guapo. Me mira, y me sonríe, y esas sonrisas se convirtieron en " Holas" y poco a poco fuimos conociéndonos. Una casa demasiado grande para un amor quizá demasiado pequeño






 Y después ¿Dónde estabas? ¿Quién era ese? Y comprender que tal vez amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debes merecerlo cada día. Y se lo dices, y él no quiere entender. Y eres consciente de que hay respuestas que quizá no deben cambiarse. Es preciso partir para volver a encontrar el camino. Y dice que no, que somos felices juntos, y me coge del brazo, con fuerza. Porque cuando alguien a quien quieres se te va, intentas detenerlo con las manos y esperas poder atrapar también su corazón. Pero no es así. El corazón tiene piernas que no ves. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu sonrisa y esa canción .

No importa el idioma si sabes sentir - Día sexto.

Chat gratis